Publicaciones etiquetadas con: leyes del movimiento stop motion

12 principios de la animación

El movimiento de los cuerpos se rige por una serie de leyes físicas, por ello es importante conocerlas. Tenemos que considerar las fuerzas de la gravedad y la fricción, junto a las modificaciones que producen el viento, la lluvia, el peso o el tamaño, que modificarán el movimiento del objeto o personaje que pretendemos animar.

1)  Encoger y estirar.

Un cuerpo no se desplaza como un objeto rígido, hay partes que se moverán primero, otras después  otras emplearán diferentes velocidades… todos estos factores lograrán deformar el cuerpo mientras se mueve. En la vida real todo lo que es orgánico sufre un cierto grado de deformación que se manifiesta aplastando o estirando el objeto.

2-. Anticipación
Se basa en reservar unos frames para que el personaje haga la acción contraria a lo que se dispone a hacer; como para tomar impulso. Todas las acciones, por mínimas que sean involucran un desplazamiento del centro de gravedad, por lo que siempre deberá iniciarse (o anticiparse un movimiento) con un balanceo previo hacia el lado opuesto. Cuanto más violenta (o rápida) sea la acción, más violentas será la anticipación

3-. Puesta en escena
Está vinculado con la actuación y cómo se la presenta en pantalla. El lugar donde colocamos a nuestro personaje o la cámara, así como la silueta de las poses, enriquecerá el aspecto visual de nuestra escena.

4-. Acción directa y pose a pose
En la acción directa, o animación hacia delante, el animador trabaja modificando la pose anterior, animando, literalmente, hacia adelante, hasta lograr completar todos los dibujos del plano.

En la acción pose a pose, o por extremos, el animador planifica la acción calculando cuántos fotogramas son necesarios, y a continuación, realiza sólo las fotografías en las fases clave del movimiento.

 

5-. Acción continuada y acción desfasada
Diferentes cosas se mueven a diferente tiempo. Deberemos tener en cuenta que existen elementos que, aunque conservan la misma animación que otros, ésta ocurre con cierto desfase.

6-. Aceleración y desaceleración gradual
A excepción de la aguja secundera de un reloj, las acciones están regidas por una aceleración y una frenada, que podrán ser más o menos evidentes de acuerdo a las características del personaje, del estilo de animación, etc

7-. Arcos
La naturaleza se mueve en arcos, todas las acciones tiene una trayectoria curvilínea, suave y armónica. No hay trayectorias rectas en los movimientos de los seres vivos.  Al caminar, un personaje trazará un leve arco, donde su cabeza y sus hombros suben y bajan. Mientras su tronco se balancea de un lado a otro y sus brazos también se mueven oscilando hacia delante y hacia atrás.

8-. Acción secundaria
Por lo general, la actuación de nuestro personaje se puede reforzar realizando algunas acciones secundarias que complementen acción principal. Se trata de pequeños movimientos que potencian la acción dominante.  Las acciones secundarias son importantes en el aumento de interés y para añadir una complejidad real a la animación.

 

9-. Control del tiempo
El número de fotos usadas en un movimiento determinan la mayor o menor extensión temporal de la acción en pantalla.   No obstante, el timing no consiste solamente en que las partes del cuerpo se muevan a velocidades similares, sino que engloba el resto de los otros principios para dar sentido al movimiento. A la hora de animar debemos tener siempre presente y planificar el tiempo que tarda un personaje en realizar una acción.

10-. Exageración
Exagerar poses, gestos o movimientos dotará a nuestro personaje de vida. Al acentuar una acción, la hace más creíble. Si un personaje tiene que mostrarse triste, anímelo muy triste. Si tiene que parecer preocupado, que parezca muy preocupado, y entonces, la comunicación será más efectiva y concisa. No hay que tener miedo a exagerar, pero siempre respetando ciertas pautas.

11-. Peso y profundidad
Un modelado y un sistema de esqueleto sólido, o un dibujo sólido como se decía en los años 30, ayudarán al personaje a cobrar vida. El peso, la profundidad y el balance simplificarán posibles complicaciones en la producción debidas a personajes pobremente modelados. Además, hay que poner atención a las siluetas al alinear los personajes con la cámara.

12-. Actuación y personalidad
El animador que sabe aplicar un buen acting se diferencia del resto por que no se limita a mover el personaje, sino que le da vida. El animador es responsable de la personalidad de sus personajes y cada uno de ellos debe ser tratado de forma diferente, ya que cada individuo expresa sus emociones de manera distinta.

Anuncios
Categorías: Curso de animación | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.